Captura excesivamente lenta en la nube..


([N2] konfronta) #1

Estoy desarrollando un sistema para una constructora, uno de los modulos es para el control de destajos… la tabla de destajos tiene 4 punteros indirectos reales

  1. a la vivienda (DESA, MANZ, LOTE)
  2. a el destajo del prototipo especifico (PROT, DTJ)
  3. a el destajo anterior (DTJ,SEM)
  4. a la tabla de parametros (DESA)

Y tengo ademas 5 campos cuyo valor inicial dependen (en formula) de los valores de estos campos indirectos.

La captura de la semana y el lote… se me vuelve excesivamente lento cuando esta operando en la nube… existe alguna buena practica de programacion que me recomienden… ¿Tengo que sacar esos punteros de la tabla?

Un gran abrazo


([N3] pacosatu) #2

Hola konfronta.

Los punteros indirectos reales son campos cuyo valor está almacenado en disco y la ficha a la que apuntan se cachea en la cacherun. Por lo tanto, en teoría, el acceso en lectura a los campos del puntero real será tan rápido como el acceso a cualquier campo de la propia tabla.

Otra cuestión es el alta de un nuevo registro en el formulario. Primero se deben resolver los cuatro punteros indirectos reales y a continuación calcular los valores iniciales de los 5 campos que dependen de ellos. Como estamos en un Alta, se producirán todas las consultas directamente al servidor sin pasar por la caché para obtener los valores reales en disco. Aquí es donde puede estar el retardo pero a veces es inevitable.

Velneo en esto es bastante efectivo y funciona muy bien en Cloud. Los punteros indirectos reales y los valores iniciales son la base de cualquier diseño con Velneo y una de sus características más potentes.

Consulta la aplicación vTutor y el apartado de buenas prácticas de programación.
Vigila sobre todo aquellas partes del código que no hagan uso de la caché (variables globales de disco, fórmulas que se están recalculando constantemente en variables locales de formulario, punteros virtuales, etc …)

Si en el foro no consigues más ayuda siempre te quedará soporte para echarte una mano.

Saludos
Paco Satué